¿Cómo puede un disco súperdelgado de unos 8 cm, levitar algo así como 70 000 veces su propio peso? En una demostración fascinante y futurista, Boaz Almog muestra cómo un fenómeno conocido como bloqueo cuántico permite que un disco superconductor flote sobre un carril magnético… sin fricción ni pérdida de energía.

Volver